Así es y aquí  te compartimos 3 opciones para que acompañes tu ensalada de pollo favorita
 

Salsa César

Otro de los aderezos para ensaladas más consumidos. Cualquier ensalada verde, con queso o huevo duro, pollo potenciará su sabor con esta salsa que da nombre a la famosa ensalada César.

Para elaborarla necesitarás anchoas, ajo, mostaza de Dijon, zumo de limón, huevo, aceite de oliva, salsa Perrins y queso parmesano rallado. También puedes añadirle un toque de azúcar. Que haya salsa de sobra: un poco de salsa césar siempre viene bien como condimento.

Salsa de yogur

La salsa de yogur es uno de esos aliños para ensaladas que puede darnos puntos como anfitriones si vamos a servir ensaladas de verduras o legumbres, ensaladas con queso y tacos de pollo o simplemente para unos tomates aliñados.

Los ingredientes para prepararla son sal, eneldo fresco picado, pimentón, yogur natural y un toque de vinagre blanco. Una opción recurrente es añadirle, antes de batir, pepino picado, de tal forma que tendremos una salsa de pepino y yogur.

Con pepino o sin él agrégale nata líquida o mayonesa para aligerar un poco la mezcla. Y si le aportas un toque de hierbas, como en la receta tradicional de la salsa de yogur de Choví, obtendrás un sabor característico y sobre todo refrescante.

Vinagreta de mostaza

Fácil,  rápida y perfecta para ensaladas con pollo, con queso y de hoja verde, especialmente endivias o escarola.

Necesitarás aceite de oliva, vinagre, pimienta negra, sal y mostaza. Una forma sencilla de hacerla es, en un bote de cristal (con tapa), poner aceite, vinagre, sal, pimienta y un buen chorro de mostaza. Cuanta más mostaza pongas más espesa quedará la vinagreta. Mueve (como si fuera un cóctel) y viértela directamente en la ensalada.

Fuente Vinagretas